Los beneficios del aluminio acabado metal.

Debido a su fácil procesamiento y excelentes propiedades físicas y químicas, el aluminio y las aleaciones de aluminio se han convertido en la segunda clase más grande de materiales metálicos utilizados actualmente en el acero.


La amplia aplicación de aluminio y aleaciones de aluminio se basa principalmente en sus tres propiedades principales:


1. Peso ligero (su peso específico es de aproximadamente 2,7);

2. Se puede obtener una alta resistencia mecánica después de una adecuada aleación y tratamiento térmico;

3. Buena resistencia a la corrosión de metales puros.


Otras características de rendimiento del aluminio y las aleaciones de aluminio son:

Excelente conductividad térmica, conductividad eléctrica y reflectividad; Su ductilidad es alta y su costo de procesamiento es bajo; Es ampliamente utilizado debido a su alto valor de reciclaje de residuos no magnético y sus productos de corrosión incoloros y no tóxicos. En la industria química y alimentaria. Al mismo tiempo, el aluminio puede obtener otras propiedades superiores después de diferentes tratamientos.


En general, en cualquier caso, la elección del metal se basa en sus propiedades mecánicas, propiedades físicas y químicas y su precio. Debido al alto precio de los metales ligeros, es necesario considerar si es rentable desde el punto de vista económico. Por ejemplo, los requisitos de resistencia deben considerarse junto con un peso más ligero y una buena resistencia a la corrosión. Además de cumplir con las propiedades mecánicas, la elección de una aleación especial requiere la consideración del proceso y las condiciones de uso. Entre tantos metales, el aluminio y las aleaciones de aluminio cumplen con los requisitos de rendimiento de metal de la mayoría de las industrias. Sin embargo, los materiales de aleación de aluminio tienen poca dureza y poca resistencia al desgaste, y a menudo se producen abrasiones y roturas. Por lo tanto, las aleaciones de aluminio a menudo necesitan ser galvanizadas antes de su uso para cumplir con su adaptabilidad y seguridad ambiental.


Tanto el aluminio como las aleaciones de aluminio utilizadas en la industria requieren medidas de protección para mejorar su resistencia a la corrosión. Hay muchos métodos para el tratamiento de la superficie del metal de aluminio, como anodizado, recubrimiento de conversión química, niquelado eléctrico, recubrimiento orgánico, tratamiento con inhibidor de corrosión, etc., pero el método de tratamiento de la superficie de aluminio debe seleccionarse de acuerdo con las siguientes condiciones:


1. El entorno de uso se refiere al entorno expuesto al interior, al aire libre, a la atmósfera del mar ya la tendencia a generar estrés interno.


2. El metal base, es decir, la idoneidad de una aleación seleccionada para el acabado de superficies.


3, utilizado con fines decorativos, como anodizado de tinte, pintura a juego y reflectante, etc.


4, fines especiales, como la necesidad de dureza, resistencia al desgaste, aislamiento y otros requisitos adicionales.


5. Si el costo de procesamiento y el flujo del proceso son engorrosos.